Contigo Argentina
Ricardo Pérez
Lo que realmente importa
Descargar capítulo

Descripción

Contigo Microfinanzas S.A. (Contigo) tiene presencia en Argentina desde el año 2010. Su misión es mejorar la calidad de vida de los emprendedores desfavorecidos y la de sus familias. A lo largo de estos años Contigo ha otorgado más de 50 millones de pesos en microcréditos a emprendedores desfavorecidos, fomentando el crecimiento de sus emprendimientos y de su economía familiar.

La entidad ha continuado en su firme apuesta por el desarrollo productivo de sus clientes en un entorno regulatorio y macroeconómico desfavorable para el desarrollo del sector y en un intenso contexto fiscal e inflacionista. Contigo ha sabido adaptarse a estas condiciones de incertidumbre y fluctuaciones.

La entidad ha potenciado las propuestas de valor de Contigo a través de las redes sociales, herramientas que han permitido potenciar la educación financiera de sus clientes y servir de plataforma para ampliar el conocimiento de los negocios de sus clientes.

En 2015 dos emprendedores de Contigo fueron galardonados en los Premios al Microemprendedor. Los clientes de la entidad han recibido menciones en este concurso en tres de las cinco ediciones convocadas.

Consejo y Equipo Directivo

Equipo Directivo

Javier Lombardi
Gerente General
Lucas Cardozo
Comercial
Diego López
Administración
María Belén Lorenzo
Cobranzas
Sabrina Arzani
Recursos Humanos

Consejo

Ramón Feijóo
Presidente
Guillermo Tripoli
Vicepresidente
María Inés Silva
Directora

Iniciativas Destacadas

Programa de promoción en redes sociales de los negocios de sus clientes


La comunicación con los clientes se refuerza y personaliza a través de las redes sociales, que permiten a Contigo mostrar a la sociedad argentina cómo el emprendimiento es una vía efectiva para que personas vulnerables salgan de la pobreza.



Programa de educación financiera a través del móvil


Educación financiera en 140 caracteres: El programa de capacitación financiera aprovecha el envío de SMS como canal para que el emprendedor mejore la rentabilidad de su negocio, facilitando consejos o información útil sobre decisiones financieras.



Premios y Reconocimientos 2015

Clientes

Dos emprendedores de Contigo Microfinanzas son galardonados en los Premios al Microemprendedor en Argentina, una oportunidad para que la sociedad conozca cómo el emprendimiento permite a las personas labrarse un futuro y salir adelante y reconoce el trabajo de los pequeños emprendedores.

Ricardo Pérez logra el Premio de Oro en la categoría “Servicios”. En su negocio de reciclado de plástico trabaja toda su familia, su esposa y dos de sus cuatro hijos y está orgulloso de poder darles trabajo.

Adriana Triviño recibe la “Mención Especial”. Su academia de moda en Mendoza, que lleva su nombre, es un orgullo para ella porque es el resultado del esfuerzo y la constancia para hacer realidad un sueño. En su negocio imparte clases particulares sobre confección (actualmente tiene más de quince alumnas) para que otras personas puedan también emprender su propio negocio. Además, realiza trabajos de costura para particulares, escuelas, institutos de danza y modistas de la zona. Y completa su emprendimiento con la venta de insumos para vender a sus alumnos las telas, hilos y materiales para la confección de prendas.

Argentina

Entorno
Macroeconómico


Bajo crecimiento y fuertes distorsiones en los mercados financieros


La economía Argentina se viene caracterizando por importantes distorsiones que muestra un bajo crecimiento, fuerte inflación, importante déficit fiscal financiado en parte con monetización por parte del Banco Central, un esquema cambiario múltiple que incorpora importantes distorsiones, que penaliza las exportaciones e inversiones y fomenta las importaciones, todo ello dentro de un marco de dificultades judiciales en su deuda externa que disparó el riesgo país a niveles de economía en default.

La economía entró en un proceso de estanflación fundamentalmente por la caída de los cuatro sectores clave: comercio, construcción, industria e intermediación financiera, que constituían los motores de crecimiento de la actividad antes de 2011, representando en conjunto el 40% del PIB y el 46% del empleo formal.

Los principales drivers que han afectado a la economía Argentina han sido, por un lado la inestabilidad cambiaria y financiera, mientras que por el otro, la senda de menor crecimiento y la caída del nivel empleo.

Dentro de ese marco, después de crecer un 0,5% en 2014, la economía argentina mejoró su desempeño en 2015 y registró una expansión del 2,2% en el primer semestre del año, tras lograrse cierta estabilización de las tensiones cambiarias, para cerrar 2015 con un crecimiento cercano al 1,5%, como resultado del crecimiento del consumo público y de la inversión en construcción, a pesar del bajo incremento del consumo privado.

En términos generales, la inversión siguió seriamente afectada por la incertidumbre cambiaria, que tendió a acentuarse en los meses previos a las elecciones presidenciales. Dentro del ciclo electoral, la política fiscal tuvo un sesgo expansivo, para dinamizar la economía con un déficit cercano al 6% del PIB, producto de una fuerte expansión del gasto.

Los sectores que mostraron un mayor dinamismo fueron el sector agropecuario (12,3%) y de la construcción (7,4%), mientras que la industria manufacturera sufrió un leve retroceso (-0,2%), golpeada particularmente por la caída de la fabricación de automotores (-12%), que a su vez fue afectada por la caída de la demanda de Brasil.

La fuerte contracción de la economía de Brasil, principal destino de las exportaciones manufactureras del país, y la caída del precio internacional de la soja, principal producto de exportación, afectaron negativamente la evolución del sector externo argentino. Esto hizo que la Balanza de pagos mostrara un déficit del 2,5% del PIB, resultado por una caída del 16% de las exportaciones de bienes y servicios mientras que la reducción de las importaciones fue de solo un 10%.

Las distorsiones del mercado cambiario han sido determinantes en la evolución de la economía. La brecha entre el tipo de cambio oficial y el paralelo llegó al 68%. Al cierre del año, el Banco Central inició un camino de la unificación del mercado de cambios estableciéndose un único tipo de cambio para todo tipo de operaciones, se liberó el flujo de operaciones corrientes y sólo permanecieron mínimas restricciones para transacciones de capital. Esto hizo un fuerte ajuste del tipo de cambio, convergiendo el nuevo tipo de cambio hacia el paralelo. El dólar oficial subió de 9,83 pesos a 15 lo que implicó un alza del 52%, para cerrar el año en 12,95, por intervención del Banco Central, con lo que la subida se redujo al 40%.

En este entorno continuó la fuerte inflación que viene caracterizando a la economía que se ha ubicado por encima del 30% anual en los últimos años, sólo superada por la hiperinflación que padece Venezuela en la Región.

El mercado laboral mostró su buen desempeño, ubicando la tasa de desocupación en 5,9% de la Población Económicamente Activa, disminuyendo 1,6 puntos porcentuales en relación al 2014. La tasa de empleo se ubicó en 42,2% de la población, al tiempo que la fuerza laboral se mantuvo prácticamente estable respecto a un año atrás, en 44,8% de la población. La tasa de subocupación se situó en 8,6%. La tasa de desempleo abierta alcanzó el 11,8%, mostrando un descenso de 2 puntos porcentuales con respecto al 2014.

La tasa de informalidad se ubicó en 33% de los asalariados, manteniéndose estable con respecto al año anterior. La generación de puestos de trabajo formales aceleró su ritmo de expansión, siendo el sector privado el que tuvo la mayor incidencia en la generación anual de ocupaciones, explicando el 73% del total. Entre los sectores que impulsaron dicho desempeño se destacaron la construcción, la minería, y los servicios públicos.

El nivel general de salarios se elevó 25% respecto a diciembre de 2014, con alzas acumuladas de 29% en los salarios del sector público y de 23% en las remuneraciones de los trabajadores registrados del sector privado, ligeramente por debajo del nivel de ajuste de la inflación.

El 25% de la fuerza de trabajo lo hace por cuenta propia y/o son micro emprendedores y tienen en la exclusión financiera su principal barrera. En Argentina la mitad de la población no tiene alguna cuenta en sistema financiero y solo un 10% reporta haber solicitado un crédito en el período anterior.

Según informes independientes la pobreza argentina ronda el 20% o 25% y existe un alto nivel de vulnerabilidad en un amplio segmento de la población que la hace muy sensibles a shocks adversos y buena parte de los segmentos que se encuentran fuera del sistema financiero no cuentan con la posibilidad de llevar a cabo sus actividades al no tener acceso y se hacen más vulnerables que el resto.