Banco Adopem República Dominicana
Miladys de los Santos Aquino
Brigida Guzman
Miguel Angel Dadus Valdez
Lo que realmente importa
Descargar capítulo

Descripción

El Banco de Ahorro y Crédito Adopem, S.A. es una institución financiera orientada a promover las Finanzas Productivas Responsables en la República Dominicana. Inició sus operaciones en 2004 como banco, aunque lleva otorgando créditos desde hace casi tres décadas como ONG. Desde 2012 es miembro del grupo de entidades de la Fundación Microfinanzas BBVA.

El Banco ADOPEM está comprometido con la sociedad, las clases más desfavorecidas y el empresariado de pequeña escala, haciendo suyo un conjunto de programas y proyectos de gran impacto socioeconómico, plasmados en actividades y trabajos de campo, en áreas y sectores vulnerables y de difícil acceso.

Su misión y visión están orientadas a motivar los emprendimientos que promueven el desarrollo de sus clientes mediante la oferta de productos y servicios acordes a sus necesidades. Sus clientes se dedican principalmente a la producción y venta de productos alimenticios, confección de ropa y calzado, labores artesanales, negocios de mecanización, actividades de carpintería y prestación de servicios diversos, entre otros. Banco Adopem cuenta con el compromiso diario de 1.238 empleados para hacer realidad el desarrollo económico y social de sus clientes.

Por su firme orientación a las clases más desfavorecidas ha logrado captar a micro, pequeños y medianos empresarios en los sectores más vulnerables del país, gracias a su presencia en el 94% de la geografía nacional a través de sus 70 sucursales y 85 subagentes bancarios.

En 2010 el banco fue seleccionado por segundo año consecutivo por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) como el “Banco de Excelencia en Microfinanzas” en América Latina y el Caribe, emergiendo en el sector como una entidad modelo, cumpliendo con los lineamientos y reglamentaciones internacionales.

En la actualidad, el Banco de Ahorro y Crédito Adopem, S.A. es sinónimo de transparencia, cumplimiento, responsabilidad, filosofía de servicio y desarrollo institucional. Cuenta con el inestimable apoyo de instituciones y organismos nacionales e internacionales con los que, a lo largo de sus años de trayectoria, ha establecido alianzas estratégicas y convenios que han contribuido a la consecución de las metas y objetivos trazados.

En 2015 el Banco Adopem ha mantenido su calificación nacional de largo plazo en A+ (dom) con perspectiva positiva y la nacional de Corto Plazo afirmada en F1 (dom) por la agencia internacional de calificación de crédito Fitch Ratings. Además continúa ocupando la primera posición del Ranking de Activos entre los Bancos de Ahorro y Crédito en República Dominicana con una participación de 22.27%.

Consejo y Equipo Directivo

Equipo Directivo

Mercedes Canalda
Presidente Ejecutiva
Eva Carvajal
Vicepresidente Ejecutiva y de Negocios
Sonia Reyes
Vicepresidente de Finanzas y Contabilidad
Fernando Pérez
Vicepresidente de Operaciones y Administrativo
Juan Francisco Terrero
Vicepresidente de Tecnología y Comunicaciones
Eddy Santana
Gerente de Crédito y Sucursales
Cecilia Ramón
Gerente de Captaciones
Iván Moquete
Gerente de Riesgo Integral
Digna García
Gerente Administrativa
Bernalda Perozo
Gerente de Contabilidad General
Neyda Iglesias
Gerente de Gestión Humana
Hector Almánzar
Gerente Auditoría
Olga Araujo
Gerente de Finanzas y Tesorería
Patricia Álvarez
Gerente de Mercadeo
María Estela Terrero
Gerente Administrativa de Seguros
Blanca Español
Gerente de Recuperación de Créditos
Niobe Rivera
Gerente de Proyectos
Rafael Mateo
Gerente de Infraestructura y Seguridad Informática
José Luis González
Gerente Desarrollo y Base de Datos
Alexander Jiménez
Gerente de Sistemas
Marlen Jiménez
Gerente de Secretaría General
Quisqueya Domínguez
Gerente Legal

Consejo

José Antonio Colomer
Presidente
Mercedes de Canalda
Vicepresidente
Luis Pellerano
Director y Secretario
Ramón Feijóo
Director
Pedro Luis Saiz
Director
Javier Flores
Director
Manuel Ricardo Canalda
Director y Tesorero
Engracia Franjul
Directora

Iniciativas Destacadas

Banco Adopem ha centrado sus esfuerzos en 2015 en contribuir al progreso de comunidades desfavorecidas mujeres de bajos ingresos y productores rurales de República Dominicana.

Su modelo de microfranquicias ha permitido que 4.500 mujeres accedan a un modelo de negocio sostenible. La extensión de sus subagentes ha facilitado a sectores vulnerables no atendidos por el sistema financiero formal el poder acceder a productos y servicios para que desarrollen sus pequeños negocios.




Red de Subagentes bancarios


Microfranquicias


Programa Crédito educativo Educa-T


Promoción del ahorro en receptores del programa de Transferencias Monetarias Condicionadas Progresando con Solidaridad


Agrocrédito


Premios y Reconocimientos 2015

Entidad

Banco Adopem mantiene su calificación financiera en ALFA MAS (α+) con tendencia Estable, según el informe de MicroRate, logrando la máxima valoración en esta escala, siendo la única entidad microfinanciera que ha alcanzado este nivel. Además, conserva la Calificación Social en cuatro estrellas y media (4.5) con perspectiva Estable, con Resultado Social y Compromiso Social en rango Excelente.

Son datos del informe de MicroRate, primera calificadora dedicada a la evaluación del desempeño y riesgo en instituciones microfinancieras, que también califica los fondos especializados, conocidos como Vehículos de Inversión en Microfinanzas (VIM). La calificadora señala que Banco Adopem posee un excelente posicionamiento en microcrédito, siendo líder en el sector, mostrando las mejores prácticas con un personal especializado en atender a personas emprendedoras de bajos ingresos, lo que ha permitido a la entidad obtener la calificación institucional más alta.

Fitch confirma la Calificación ‘A+(dom)’ de Banco Adopem; Perspectiva Positiva. Fitch resaltó de Banco Adopem sus niveles de rentabilidad, su cartera de crédito saludable, la capitalización robusta, la diversificación de ingresos limitada, su fuente diversificada de financiamiento y su amplia liquidez.

MIX otorga a Banco Adopem el certificado de Transparencia y Responsabilidad. El Microfinance Information Exchange (MIX) otorgó a la entidad un reconocimiento por ser una entidad transparente con compromiso social y responsable. Esta calificación se obtuvo tras realizar una “revisión de escritorio” del desempeño social y verificar que la entidad cumplió con éxito todos los requisitos S.T.A.R (Socially Transparent and Responsible) de 2014.

Banco Adopem obtiene la Certificación de Protección al Cliente que otorga The Smart Campaign. Es la primera institución en la República Dominicana en obtener esta certificación, resultado de una evaluación independiente y externa, que distingue públicamente a las instituciones financieras que ofrecen servicios financieros a las personas de hogares de bajos ingresos que cumplen con elevados estándares de atención en su relación con los clientes en áreas como la transparencia en los precios, el trato justo y respetuoso, y la prevención del sobreendeudamiento.

Primeros niveles del equipo

La Presidente Ejecutiva de Banco Adopem, elegida miembro de la junta directiva de la Red Dominicana de Microfinanzas (REDOMIF).

Mercedes de Canalda, Vicepresidenta del Consejo de Administración y fundadora de Banco Adopem, recibe la “Medalla al Mérito de la Mujer Dominicana” que otorga el Presidente Danilo Medina.

La revista Forbes elige a Mercedes Canalda como una de “Las 25 mujeres más poderosas de República Dominicana”, ocupando el puesto 17.

La Presidente Ejecutiva de Banco Adopem, elegida miembro de la junta de la Asamblea de Bancos Abancord.

República Dominicana

Entorno
Macroeconómico


El buen desempeño de la economía de Estados Unidos y la caída de los precios del petróleo han sido los principales factores de soporte de la economía dominicana


A diferencia de los países de América del Sur, República Dominicana se enfrentó en 2015 a condiciones externas favorables, fundamentalmente por el buen desempeño de la economía de Estados Unidos que permitió continuar con el auge del sector turístico, las remesas y las exportaciones de las zonas francas. La caída de los precios de las materias primas que tienen un impacto positivo por ser importadores netos de estos bienes, fundamentalmente el petróleo de fuerte impacto en los precios de la energía, propia de las economías insulares, ha sido otro elemento favorable.

En este entorno favorable, la economía dominicana creció un 7% impulsada por la construcción que aumenta un 18,2%, esencialmente por la ejecución de obras públicas en infraestructuras viales y construcción de viviendas de interés social, así como planteles escolares, estancias infantiles y hospitales por parte del Gobierno Central.

El sector de servicios creció un 6,3% por el buen desempeño que mostró el comercio que aumenta un 9,1% y sectores asociados al turismo que crecen un 6,3%. Los sectores que tuvieron un efecto contrario fueron la explotación de minas y canteras que retroceden un 6,9%, por el cese temporal de operaciones de una de las mayores empresas mineras del país durante la primera mitad del año, y diferentes dificultades en otras.

Otro sector que mostró un mal desempeño fue la agricultura que, por efecto de la fuerte sequía que sufrió República Dominicana en 2015, experimentó una disminución a la mitad en su ritmo de crecimiento mostrado en años anteriores.

Por el lado de la demanda, el aumento del consumo público y de la inversión fueron los elementos expansivos, mientras las exportaciones de bienes y servicios también muestran una evolución positiva, fundamentalmente por las empresas que operan en las zonas francas, reflejado en el dinamismo de las exportaciones de manufacturas de tabaco, fabricación de equipos médicos y quirúrgicos, confecciones textiles y productos eléctricos, entre otros.

El buen desempeño del mercado laboral en los Estados Unidos, país del que provienen el 75% del total de remesas, en especial en los sectores de mayor participación de inmigrantes dominicanos como es la construcción, ha permitido seguir con el repunte de esta variable, para acumular un crecimiento cercano al 50% desde 2010 y ubicarse alrededor de 4.882 millones de dólares en 2015, 6,8% por encima del nivel alcanzado en 2014.

Por su parte, el turismo ha continuado con su buen dinamismo, aumentando en 10% los visitantes en el año para ubicarse en cifra cercana a 5,6 millones de turistas, que han generado ingresos en divisas en torno a los 6.153 millones de dólares, aproximadamente un 9% por encima del nivel de 2014, con lo cual se consolida como la principal actividad generadora de divisas del país.

Este buen comportamiento de estos dos sectores, conjuntamente con el repunte de las exportaciones de la zona franca, permitió amortiguar el impacto negativo de la caída del 20% de exportaciones mineras, producto de los factores antes mencionados y la caída del 10% del precio del oro en los mercados internacionales. Con todo ello, el conjunto de exportaciones retrocedió un 3% en 2015.

La caída en los precios internacionales del petróleo permitió que la factura petrolera reflejara una reducción del 35%, cercana a 1.319 millones de dólares respecto al 2014. Esto generó una mejora en el déficit de cuenta corriente cercana a 1,2 puntos porcentuales en términos del PIB, para cerrar en el año con un déficit del 2%. Esto refuerza la buena trayectoria observada desde 2010, cuando el déficit se ubicaba en el 7,5% del PIB.
La inversión extranjera directa superó los 2.290 millones de dólares destinados principalmente a las actividades relacionadas al turismo y a bienes raíces, manteniendo el nivel del año anterior.

Este buen comportamiento del sector externo, ha permitido que el peso dominicano presente un mejor desempeño que el resto de las monedas de América Latina reflejando una depreciación nominal frente al dólar del 2,6% con respecto a 2014. La política del Banco Central ha sido ir ajustando gradualmente la paridad real con respecto al dólar, dada la influencia que tienen sobre las cuentas dominicanas y, por ello el tipo de cambio real bilateral exhibió una depreciación del 2,8%, en la ruta de converger al equilibrio.

Por su parte, la situación fiscal ha sido más holgada en 2015, permitiendo un superávit primario del 2% del PIB. La disminución de las transferencias al sector eléctrico, gracias a la caída de los precios del petróleo que permitieron una importante disminución de sus pérdidas, incidieron en la disminución del 12% en las transferencias corrientes en el presupuesto de la Nación, que compensaron la fuerte alza de la partida de sueldos y salarios del sector público. La transferencia de capital, producto de la transacción de la compra adelantada de deuda con el programa de Petrocaribe con Venezuela, ha sido otro factor determinante en las finanzas públicas de 2015.

Este comportamiento, aunado a una mejora de los ingresos, ha permitido un mejor desempeño de la gestión fiscal y una mejora en la calificación de riesgo del país. Sin embargo, los elementos estructurales de una gestión fiscal, recurrentemente deficitaria y con importantes déficit cuasi-fiscales, continúan allí y siguen siendo uno de los factores estructurales de riesgo de la economía dominicana en el mediano plazo.

La tasa de inflación general ha permanecido por debajo del rango meta del 4.0% ± 1.0% a lo largo de 2015, producto de los menores precios de la energía que han sido compensados, en parte, por el impacto de los factores climáticos sobre los precios de los alimentos. En la medida que estos factores pierdan su impacto sobre la variación de los precios, la inflación volverá a su senda, convergiendo al rango meta.

Sin embargo, la holgura de menor inflación en 2015, permitió al Banco Central modificar su Tasa de Intervención que se había mantenido estable en el 6,25% anual desde agosto de 2013, modificándola en dos ocasiones en el año hasta ubicarla en el 5%, otorgándole un claro tono expansivo a la política monetaria que, conjuntamente con la política de encajes, han fomentado la expansión del crédito en la economía.

En cuanto al mercado laboral, la expansión de la economía se tradujo en la creación de unos 155.189 empleos netos en términos interanuales, que se ha reflejado en una mejora del mercado laboral, expresado en una caída del desempleo, impulsando además un importante ajuste del salario real en las empresas grandes en el sector privado.

Sin embargo, el mercado laboral dominicano presenta el mismo rasgo del resto de los países de la Región. El 50% del empleo, ocurre en el sector informal que dota de cierta precariedad y falta de elementos de garantías al empleo en términos previsionales. Junto con Colombia, República Dominicana presenta el mayor ratio de participación de los trabajadores por cuenta propia y/o micro-emprendedores. Dentro de la fuerza laboral, 45 de cada 10 adultos que pertenecen a la fuerza laboral provienen de estos sectores.

Para poder avanzar en sus actividades es crucial fomentar el acceso al sistema financiero de la mayoría de ellos, que no están incluidos. En la actualidad, alrededor de 46 adultos de cada 100 no tienen acceso y solo 22 tienen acceso a financiación formal, siendo las microfinanzas un claro campo de avance en este sentido para permitir que disminuya la vulnerabilidad de estos importantes segmentos de la sociedad.